Utopía

Crear algo con SENTIDO requiere tener la inspiración y vocación de querer cambiar el mundo que nos rodea. Hacer algo por lo que valga la pena vivir.

Este proyecto de subastaFACIL.com en el que cadía día más personas estamos inmersos tiene una capacidad única de hacer ver a cuantas personas contactamos que nadie debería permitir ser esclavizado a una hipoteca de plazo infinito.

Mi consejo es siempre el mismo; Si no puedes pagarlo en menos de 15 años, NO lo compres.

Mientras tanto, permitamos que el mercado inmobiliario se ajuste de forma radical. Caerán muchos por el camino perdiendo sus propiedades. Pero se hace necesario. Por los excesos y tasaciones irreales cometidas en el pasado.

Es imprescindible también que nuestros poderes públicos tomen medidas en pro de que la única garantía de la hipoteca sea el propio inmueble (como en EEUU). Perder tu casa y seguir debiendo dinero el resto de tus días es una aberración que nos configura como esclavos del sistema.

Si mi reflexión sirviera para algo. Si pudiera hacer reflexionar a UNA sola persona. Ya hubiera valido la pena. Porque a partir de ese momento habrá adquirido el beneficio de su libertad como individuo.

Manuel González

CEO de subastaFACIL.com

En las ondas

Aquí tenéis un extracto de la entrevista que nos realizó Don Francisco Javier Chavanel, director de 7.7RADIO , con el propósito de conocer más de cerca el modelo de negocio de subastaFACIL.com

Emitido el 22 de septiembre de 2009 en el programa ” El espejo canario ”

No más de 15 años

Entenderéis el título de este artículo al finalizar su lectura. No tengáis prisa.

Empezaremos por la raíz de todo este cacao en el que hoy estamos metidos. El problema se remonta incluso antes de la llamada crisis de las hipotecas subprime, las llamadas hipotecas basura, y la simpática y sencilla teoría de la crisis ninja de Don Leopoldo Abadía. (Quien no haya leído su libro, que vea su explicación. Es de partirse.)

El mío, como el de Don Leopoldo, es un análisis MUY simplista (y de hecho no pretende ser otra cosa), pero da la casualidad que mientras más simple se plantea el problema, más sencilla resulta la respuesta. Pues bien, mejor lo veréis con un ejemplo:

–          Soy un feliz promotor en una época de bonanza en donde todo el monte es orégano. Como muchos otros compañeros del colegio, me lanzo a la aventura de construir y vender ¡viva el ladrillo!

–          Compro un suelito por 100.000 €

–          Construyo con otros 100.000 €

–          Y como todo buen empresario me dispongo a ganar un 50% de beneficio sobre mi inversión (relativa), ya que en gran medida he realizado la obra con el dinero del banco, pero bueno, eso son otros lópez…., Sigamos

–          Pongo el chalecito a la venta y hago el cálculo de la hipoteca que tendría que pagar mi comprador. Le sale una cuota fácil de pagar en 20 años.

–          Y aquí viene lo bueno; Mis vecinos (también promotores) están vendiendo con facilidad casas como la mía por la misma cuota hipotecaria pero con un vencimiento de 25 años. Ya a algún “genio” se le ha ocurrido la feliz idea de jugar con los importes relativos y los absolutos.

–          Me explico, el dichoso “genio” tuvo que haber aparecido en una de esos almuerzos entre el del banco y el afamado promotor. Después de una copiosa comida y ya en la sobremesa, con unas copas de más y el puro en la boca, dice uno en broma ¿Qué tal si dejamos la misma cuota pero subimos los años en los que el tío paga? Y el otro lanza un grito ¡Joder, eres un puto genio! Eso me hará ganar más dinero a mí y tu banco lo tendrá cogido por los cojones otros 5 años más. ¡Jó, hay que repetir estas comidas!

–          Ni cortos ni perezosos, lo que fue un comentario de coña sin sentido, se llevó a realidad en la escritura de venta.

–          Enseguida vino la pregunta obligada: ¿y si lo pusiéramos a 30 años?

–          Luego, vino 35

–          Más tarde, 40 años

–          Y alguna entidad se atrevió ya con los 45 años

–          Por aquel entonces el suelo, y el ladrillo edificado encima habían perdido toda conexión con su valor real. La especulación campaba a sus anchas.

–          La gente hablaba de una tal burbuja inmobiliaria. Pero nadie conocía personalmente a dicha señorita. Hasta que se presentó en casa, y sin avisar dijo: Hola soy la señorita Burbuja y vengo a deciros que ¡PLUUUUUFFF!

–          Millones de ojos perplejos vieron disolverse de la noche a la mañana la ilusión de un mundo idílico que no tenía por qué haber acabado.

–          Coño, decía la vecina del segundo, si es que hasta los particulares se han convertido ya en “inversores”. Comprando segunda residencia sobre plano para luego venderla a un tercero por un precio mayor y sacarle un buen tajo. ¡Que se joda el último! Decían

–          Pues bien, el “último” hoy somos todos

Moraleja: NADA que tardemos en pagar más de 15 años vale la pena comprarlo. Primero, porque gran parte del precio que pagáramos sería meramente especulativo (calculad el precio por capitalización de rentas y veréis) y lo segundo, y MAS importante aún si cabe es que NO es de recibo ser esclavo de tu hipoteca ni destinar el fruto de nuestro esfuerzo y trabajo para terminar viendo pagada la hipoteca a los 60 ó 70 años de edad. Hay una máxima: deberíamos saber disfrutar de nuestro tiempo (la vida es demasiado corta).

Manuel González

CEO de subastaFACIL

* PD: Perdonad el lenguaje soez utilizado en mi interpretación del “genio de la botella” pero me pareció más creíble escribir lo que sin duda salió de su boca en ese momento de éxtasis.

NO estamos en EEUU. Aquí hay que pagar la hipoteca.

A diferencia de otros países como Estados Unidos (en los que unicamente se responde de la hipoteca con el propio bien) en el caso de España y con el ordenamiento jurídico actual, a los españolitos de a pie más nos vale pagar la hipoteca que hemos firmamo, ya que respondemos con el TOTAL de nuestros bienes. Y no solo presentes, sino también futuros.

De hecho, en caso de que se subaste nuestra propiedad y no acuda nadie a pública subasta, el banco puede llegar a quedarse con nuestra propiedad por el 50% del importe por el que saliera a subasta y seguir reclamándonos el resto de la deuda más intereses y costas. (Artículo 671 L

Con los tiempos que corren una de las preguntas con que más nos encontramos los abogados en nuestros despachos es: ¿Qué pasa si no pago la hipoteca?

Si desgraciadamente eres una de las personas a las que la hipoteca está ya asfixiando y no puedes hacer frente a las cuotas mensuales, es importante que antes de tomar ninguna decisión leas este comentario.   Lo primero que tienes que saber es que dejar de pagar la hipoteca sería una pésima decisión, pues lejos de acabar con el  problema lo iniciarías. Desde la primera cuota impagada, el banco te recordará que está obligado a cobrar tu deuda y puedes estar seguro de que te la acabará cobrando.

Cuando firmas una hipoteca se establece una cifra máxima de intereses de demora, que es la cantidad porcentual que se va a aplicar cuando la hipoteca no se paga a tiempo. Casi siempre suele ser un importe alto, entre el 18 y el  29%. En el caso de que se retrase un pago, el contador empieza a correr. Y el banco empieza a advertir tanto al deudor como al avalista, si lo hay, a través de notificaciones que reclaman el cobro de la cuota.

Desde el primer día que no se abona una cuota, el banco puede acudir al juez para solicitar el embargo de los bienes que salden la deuda. Aunque esto no suele ocurrir, porque se intenta renegociar la hipoteca con el cliente. Si no se paga la segunda cuota, se sigue el mismo procedimiento, y no es hasta la tercera cuota (90 días), que el cliente entra en mora.  Esto se debe a que los bancos no son inmobiliarias, no tienen ningún interés en comprar y vender pisos, por eso, antes de demandar a un cliente agotan todas las vías de negociación posibles y sólo se busca la ejecución del bien cuando no es posible llegar a un acuerdo de pago con el deudor.   En este caso el banco podrá acudir al procedimiento hipotecario, que finaliza con la subasta de la vivienda, aunque las entidades financieras pueden tratar de hacerse con el dinero acudiendo a otros procedimientos judiciales. Lo más grave de todo es que a través del juzgado, no reclaman las mensualidades que se le deben sino EL TOTAL del importe prestado y pendiente de pago al tipo de interés en mora pactado en la hipoteca.

En este procedimiento no hay que recurrir a un perito para que tase el valor de los inmuebles, pues se toma el que recoge la hipoteca y es este el valor que sirve a efectos de subasta.

El juzgado comunica al moroso que ha admitido a trámite la demanda de ejecución de hipoteca. Éste puede efectuar un nuevo requerimiento de pago. Al recibir la notificación,  el propietario puede oponerse, si bien en este tipo de juicios ejecutivos las causas que figuran en la ley para hacerlo son haber pagado ya o estar en desacuerdo con la cantidad que solicita el banco. Si hasta el momento el banco o caja ha ido de la mano de su abogado y procurador -cuyo coste pagará el moroso-, éste no necesitaría recurrir a estos profesionales, si bien “otro elemento para oponerse (y ganar tiempo a los efectos de poder vender el inmueble) es que los abogados detectemos defecto de forma”.

El deudor puede pagar el principal e intereses que adeude y las costas, con lo que se declararía terminado el procedimiento. Si no puede pagar se termina el procedimiento con la subasta del inmueble que se notifica al deudor con 20 días de antelación. Nuevo plazo en el que podría pagar.

Si llegado el momento no has podido pagar, el inmueble saldrá a subasta. Para participar en la subasta hay que depositar antes el 30% del precio. Si en este procedimiento la vivienda no se adjudica a ningún postor, pasa a pertenecer a la entidad financiera que concedió el préstamo.

Pero cuidado, con la subasta de tu vivienda no siempre acaba el problema,  si el  banco no consigue saldar tu deuda sigues debiéndole dinero.  Para liquidar tu hipoteca no basta con devolver las llaves de tu casa al banco, este sistema, que  si es válido en otros países como por ejemplo en Estados Unidos, no funciona en España,  aquí  cuando firmas una hipoteca respondes del pago de forma personal, es decir, si el banco al vender la casa no cubre la deuda que tienes con él seguirá solicitando, tanto al deudor como al avalista,  el importe restante y podría llegar a embargarte parcialmente la nómina o cualquier otro bien presente o futuro hasta  que recupere todo el dinero que te prestó.

Cuando firmamos la hipoteca y según el Código Civil -art. 1.911- uno responde ante el banco con todos los bienes presentes y futuros, de modo que si subastados los bienes no se cubre el crédito, el banco continuará adelante para resarcirse de la deuda mediante otras medidas ejecutivas como, por ejemplo, el embargo de saldos de cuentas corrientes, retención del salario… La ejecución proseguirá hasta saldar la deuda, embargando incluso la propiedad del avalista que se tomó como garantía. Pero el préstamo hipotecario no será lo único a pagar: las costas del procedimiento y los intereses de demora -que se mantienen durante todo el proceso- le añaden un buen pellizco al montante de la hipoteca. Aún así el banco no puede ‘enriquecerse’ con esta operación.

En definitiva, que está todo atado y bien atado, y que si a los bancos no les interesa embargar los bienes, menos interesa al cliente dejar de pagar la hipoteca, ya que lo acabará haciendo. Y con creces.

Nivia Tiel – Dpto. Jurídico subastaFACIL.com

Una pizca de humor

Qué mejor forma de entender el tremendo embrollo del que no es capaz de sacarnos “ni el médico chino” si no es con un poquito de humor.

La sonrisa está garantizada, la risa también, e incluso la carcajada (si es que no eres uno de los que está sufriendo este descalabro financiero/inmobiliario de forma muy directa claro).

En cualquier caso, es APLASTANTE la razón y la sencillez con la que en ambos videos exponen las obviedades que un millón de técnicos y analistas financieros se esfuerzan en enredar para encontrar una explicación a este crack.

Que los disfrutéis  😉

subastaFACIL.com elige a Mundofranquicia Consulting para su expansión nacional

Nuestra expansión en franquicia vendrá de la mano de uno de los principales referentes en el mundo de la consultoría de franquicias en España. Tras considerar a los 3 principales operadores del sector ( TORMO, BARBADILLOS y MUNDOFRANQUICIA ) y mantener con todos ellos estrechas conversaciones, hemos finalmente elegido a mundofranquicia consulting como compañeros de viaje en este singular proyecto.

La dimensión de la empresa, su refutada experiencia en el mercado y sobre manera, la  implicación personal en el proyecto de Pablo Gutierrez y Mariano Alonso (socios del consulting) junto a la de Antonio Gigirey como responsable de comunicación del grupo Salvia, nos dan todas las garantías de éxito que requiere un proyecto de esta embergadura.

Crear algo con SENTIDO

Como reza el libro “El arte de Empezar”, de Guy Kawasaki, crear algo con SENTIDO no tiene nada que ver con el dinero, ni tampoco con el poder o con el prestigio. Tiene que ver con crear algo que te permita mejorar la calidad de vida de tus semejantes, enmendar una terrible injusticia, o evitar que algo bueno se acabe. Y a la vez, que sea rentable. Difícil ¿eh?

Pues bien, aquí tenéis el “sentido” de nuestra existencia: La fórmula y esencia de vida del proyecto podemosAYUDARLE.com y subastaFACIL.com es esta;

  1. AYUDAR a los ejecutados que están sufriendo la pérdida de sus propiedades. Para que si han de perder sus propiedades al menos lo hagan por el precio más alto posible y queden debiendo al banco el menor importe posible.
  2. Facilitar la adquisición al público en general de las viviendas adjudicadas por los bancos en las subastas judiciales como medida para ajustar los precios de compra en el mercado.
  3. Concienciar al inversor de que NADA que tardemos en pagar más de 15 años vale la pena comprarlo. NO es de recibo ser esclavo de tu hipoteca ni destinar el fruto de nuestro esfuerzo y trabajo para terminar viendo pagada la hipoteca a los 60 ó 70 años de edad. Hay una máxima: deberíamos saber disfrutar de nuestro tiempo (la vida es demasiado corta).
  4. Impulsar (se aceptan ideas) desde la ciudadanía acciones que provoquen una reforma legal por la que la ÚNICA GARANTÍA de la hipoteca sea la propiedad sobre la que se constituye (como en EEUU). Y que conste que no hace falta que sea con carácter retroactivo.

Si me permitís un consejo; Quedaros con lo que os he resaltado en el punto 3 y grabad a fuego la última frase de ese párrafo en vuestras mentes.

Manuel González

CEO de subastaFACIL.com