La deuda de Polaris World

La inmobiliaria tiene que renegociar con sus acreedores una deuda de unos 900 millones de euros, antes del 22 de marzo de 2010, para evitar la situación de suspensión de pagos.

El grupo inmobiliario ha solicitado al Juzgado de lo Mercantil número 2 de Murcia que varias de sus empresas puedan acogerse al plazo de tres meses que la Ley Concursal otorga para renegociar las deudas antes de declararse en concurso de acreedores.

Esta posibilidad, que se recoge en el artículo 5.3 de la Ley Concursal tras la reforma de la norma de 27 de marzo de 2009, establece que “el deber de solicitar la declaración de concurso no será exigible al deudor que, en estado de insolvencia actual, haya iniciado negociaciones con los acreedores sobre el pago de sus deudas”. Sin embargo, si Polaris no llega a un acuerdo con los bancos antes de los citados tres meses tendrá que declararse, inevitablemente, en suspensión de pagos.

En 2007, último año en el que se conoce su cifra de negocio, Polaris facturó 530 millones de euros, muy por debajo del objetivo que se había marcado de 800 millones. Desde entonces el deterioro de la compañía, que llegó a contar con más de 2.000 trabajadores ha ido en picado. Las ventas han sufrido un fuerte retroceso y los despidos en la plantilla han sido constantes.

Fuente: Urbanoticias.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *